Antigua mezquita de Fiñana

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La ermita de Santiago o de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Fiñana (Almería), es una mezquita almohade, adaptada al culto cristiano desde hace prácticamente medio milenio,

Construida a finales del siglo XII (1185 d.C.) según el análisis de las yeserías del entorno del mihrab, la mezquita de Fiñana, se ha convertido en nuestros días en el único conjunto almohade peninsular que, a pesar del paso del tiempo y de las agresiones sufridas, conserva la sala de del oratorio, con su mihrab, el muro de la quibla y parte de la decoración que adornaba el muro de la quibla en el entorno del mihrab, constituyendo el edificio más completo de todos los conservados en la península ibérica procedente de aquella época.

De esta mezquita destacan La Sala del Oratorio y Las Yeserías:

Sala del Oratorio

La sala del Oratorio presenta un espacio cuadrado, dividido en tres naves separadas por dos líneas de tres arcos de herradura cada una que descansan sobre cuatro pilares cuadrados que se achaflanan por sus esquinas. La nave central conduce desde la puerta de entrada a la parte que actualmente ocupa el altar de la ermita, Sobre el mismo, enmarcando la embocadura del mihrab donde su ubica la imagen del Nazareno, destaca una extraordinaria yesería islámica.

Yesería islámica

La yesería islámica está formada por una ancha banda en figura de “U” invertida. Destacan tres paños con decoración floral (atauriques). El del centro, está destrozado que prácticamente ha desaparecido. Los dos exteriores, están bordeados por fajas con escritura epigráfica. Las inscripciones fueron gravadas utilizando dos variedades caligráficas: la cúfica, caracterizada por sus trazos angulosos y geométricos; y la masjí (cursiva), que en estas yeserías, apenas presenta puntos diacríticos, vocales, ni otros signos ortográficos usuales en este tipo de escritura. Los textos mejor conservados, se realizaron en letra cursiva, encontrándose en las fajas del exterior.

La actual ermita es una antigua mezquita almohade, de la que sólo falta el minarete y el patio. Exteriormente la portada es sencilla con arco de medio punto y línea de impostas marcadas y flanqueado por pilastras con cornisa, rematada con espadaña.

Mario Losé Mañas López Arquitecto. 21 de agosto de 2017