El arte mudéjar andaluz. Aspectos humanos, históricos, artísticos y arquitectónicos.

IMG_6003

El mudéjar entre el mundo musulmán y el mundo cristiano.

La capitulación de Toledo ante Alfonso VI de Castilla en 1085, y la toma de Zaragoza por Alfonso I El Batallador de Aragón en 1118, suponen el comienzo de una situación nueva para los cristianos: la ocupación de grandes núcleos urbanos con sus respectivos territorios, para los que no disponían de potencial humano repoblador.

Esta dificultad abocó en una decisión de consecuencias duraderas para la cultura medieval española, como fue la de autorizar a la población musulmana vencida a quedarse bajo el dominio cristiano en los territorios conquistados conservando la religión musulmana la lengua árabe y una organización jurídica propia. Así aparecieron en la escena social los mudéjares o sea los musulmanes que se quedaron en la España cristiana.

A partir de ese momento crucial, sobre el solar hispano medieval ya no hubo musulmanes sólo en al-Andalus, sino también en territorio cristiano.

Por un lado, se produjo la asimilación cultural al mundo cristiano de los musulmanes vencidos, de los mudéjares. Por otro lado, los cristianos sintieron una fascinación evidente ante los monumentos islámicos de las ciudades conquistadas.

Estas circunstancias sociales hicieron posible el nacimiento del arte mudéjar, que puede definirse como el resultado de la confluencia de dos tradiciones artísticas: la islámica y la cristiana. Fue un encuentro que dio lugar a una expresión artística nueva y diferente de cada uno de los elementos que la integran.

El mudéjar no es otra cosa que la expresión artística de la sociedad medieval española en la que convivían cristianos, musulmanes y judíos.Estas circunstancias sociales hicieron posible el nacimiento del arte mudéjar, que puede definirse como el resultado de la confluencia de dos tradiciones artísticas: la islámica y la cristiana. Fue un encuentro que dio lugar a una expresión artística nueva y diferente de cada uno de los elementos que la integran.

El mudéjar no es otra cosa que la expresión artística de la sociedad medieval española en la que convivían cristianos, musulmanes y judíos.