Síntesis de la historia de Málaga desde sus orígenes hasta la conquista cristiana.

IMG_20171109_205346_671_ARREGLADA__REDUCIDA[1]

La arqueología nos dice que el hombre del Neandertal vivió en un complejo laberinto de cavernas cerca de Málaga hace muchos miles de años. Con el paso del tiempo la población se fue incrementando hasta que, con el comienzo de la Edad del Bronce la presencia humana se extendió por toda la costa.

La Málaga de hoy día necesitó más tiempo para surgir. Málaga, bajo el nombre de ‘Malaka’ (lonja de pescado salado), fue fundada por los fenicios sobre el año 800 (a.C.), usándose  cómo un enclave comercial, continuando la colonización que se había iniciado en el año 1100 (a.C.) con la fundación de Gadiz (Cádiz).

El siglo VI (a.C.) los fenicios fueron reemplazados por los griegos que ocuparon la ciudad durante 70 años hasta que fue conquistada por los cartaginenses. Los cartaginenses, en las llamadas Guerras Púnicas, se enfrentaron a los romanos por la hegemonía en el Mediterráneo. Tras su derrota en el año 202 (a.C.), fueron expulsados de Málaga y finalmente de toda la península ibérica (España).

Málaga fue llamada Flavia Malacita por los romanos. Se convirtió en importante punto de paso por su conexión con otras  ciudades romanas de la península y puertos del mar Mediterráneo. El teatro romano, a los pies de la fortaleza árabe de ‘La Alcazaba’, data de esta época; a pesar de sus pequeñas dimensiones, es uno de los más antiguos de toda la Hispania.

Después de la caída del imperio romano, Málaga se vio afectada por grandes migraciones y colonizaciones de tribus de origen germano. En el principio del siglo VIII, la decadencia de la monarquía gótica comenzó a hacerse notar, y desde la costa norte de África, los árabes invadieron la península ibérica.

Málaga cayó bajo dominio árabe en el año 743. Málaga se convirtió en una ciudad floreciente, rodeada por una muralla con cinco enormes puertas. Numerosos suburbios componían la ciudad de Málaga con una ruta que los recorría de Este a Oeste conectando el puerto y la alcazaba con toda la zona interior a la muralla. Los suburbios fueron ocupados por mercaderes genoveses y judíos que se establecieron de manera independiente al resto de la ciudad. Mohamed V, sultán nazarí, construyó la Puerta de Atarazanas en el siglo XIII ( puerta de acceso al mercado central actualmente).

Aunque el primer intento de conquista se llevó a cabo en el siglo XIV, no fue hasta cerca del siglo XV cuando los Reyes Católicos tomaron Málaga el 19 de Agosto de 1487 (la última ciudad en ser conquistada fue Granada en 1492)